Marcela es una amiga muy querida, aunque tiene la capacidad de sacarme la piedra cada 3 minutos mientras hablamos, ¿por qué? no sé si tiene demasiada imaginación, o simplemente las mentiras hacen parte de ella, sin importar qué; es más, a veces siento que ya es tan común en ella mentir, que realmente cree que yo le creo, lo cual me hace desencantar un toque de ella porque le puedes mentir a tus padres, marido, jefe, profesor, pero mentirle a tu amiga, ¿qué sentido tiene?, en fin, la conozco hace muchos años y ya puede más el cariño. especialmente porque cuando la conocí no tenía a nadie en Colombia, pues ella es méxicana y es aquí donde su historia, es un gran ejemplo para nosotras, yo he aprendido un montón gracias a mi “MentiMarce”. Ricardo viajaba constantemente a México, porque trabajaba para una compañía Colombo-Méxicana y el tipo tenía una…